Dak Prescott and Dez Bryant offered a glimpse of how the Dallas Cowboys' offense could look without Ezekiel Elliott: the second-year star quarterback frequently finding his top receiver.

The Indianapolis Colts are still struggling to see what life without Andrew Luck might be like.

Prescott connected with Bryant for a 32-yard touchdown on their first series of the preseason, Peyton Manning Jerseys2016 NFL rushing champion Elliott sat again with his six-game suspension looming, Vontae Davis Jerseysand rookie Cooper Rush threw two scoring passes in the Cowboys' 24-19 exhibition win Saturday night.

Last year's NFL Offensive Rookie of the Year after a sensational season that ultimately led 10-year starter Tony Romo into retirement, Prescott was 8 of 9 for 106 yards in his two possessions. T.Y. Hilton JerseysThe first was a 95-yard drive in seven plays that started with a 23-yard toss to Bryant.

Prescott's second series ended on a fumble inside Indy's 10 by Darren McFadden, who started as the Cowboys again delayed Elliott's exhibition debut.

Elliott has appealed his suspension while disputing the NFL's findings that he caused bruises on his ex-girlfriend in several confrontations last summer in Ohio.

Owner Jerry Jones said it "wouldn't surprise me at all" if Elliott played next week's preseason home game against Oakland, Andrew Luck Jerseyswhich would likely be his only action before a suspension.

Bryant's 55 yards receiving held up as the most in the game for the Cowboys.

"I don't know if I can honestly put it into words just how much better of a player he is, and we were just talking about how good his body feels," Prescott said. "He's just a much better player right now than what he was last year at this time. Our chemistry is growing, so it's fun."

Mediaciones pedagógicas para fortalecer el imaginario del Ciudadano en el ámbito de lo público

Para las Ciencias Sociales, la cultura y el desarrollo de la sociedad no puede quedarse en la concepción mezquina de la instrumentalización, sino antes por el contrario, valorar al ser, máxime si el hombre es visto en toda su dimensión como un sujeto que vive y se desarrolla en comunidad, en donde construye tanto su ser, sentir y su hacer; para ello proponemos fortalecer la construcción  de un ciudadano en  y para el ámbito de lo público a partir  de un referente curricular  de las ciencias humanas y un conjunto de estrategias que se constituyen en líneas de acción para la cualificación y valoración de las ciencias en referencia.
Persiste aún en la práctica educativa y con él sus procesos de aprendizaje y formación, un sistema social desmembrado o aislado del tipo de hombre que necesita nuestra sociedad y nuestra cultura; en dicha formación se desconoce total o parcialmente el sentido de identidad, el sentido de pertenencia, se desconoce la diferencia en la multiplicidad, se marginan del discurso cognitivo los ritmos de aprendizaje, se establece una relación de poder desde el punto de vista normativo  como régimen disciplinario e incluso persiste esta relación desde el mismo manejo del conocimiento.  Buena parte de esta interacción se encuentra legitimada por una estructura curricular tecnicista, que aún apunta a situaciones tales como objetivos, logros y contenidos.

  • Los nuevos paradigmas por los que empieza a moverse la educación y la cultura, también empezó a afectar el quehacer  docente de las ciencias humanas e igualmente el ámbito de la filosofía. Desde la acción comunicativa, entendemos la inminente necesidad de un proceso de interacción y comunicación entre los sujetos, quienes poseedores de un acervo cultural, buscan ser reconocidos como sujetos pensantes; desde este ámbito, acercar al estudiante a la reflexión filosófica, como quehacer cotidiano, posibilita una organización del pensamiento, una cultura del debate en el ámbito de lo público, un reconocimiento de la diversidad, en fin, referentes claves para una formación ciudadana. El  enfoque hermenéutico,   guiará  este  propósito, teniendo en cuenta para ello los contextos cognitivos, social y cultural, sin perder de vista  que el análisis de la formación humanas como dimensión de la pedagogía, es una construcción permanente y por tanto cada postulado en el tiempo y el espacio, generará su negación y un cambio de estructura.
  • A partir de la imperiosa necesidad de formar un ciudadano, desde el ámbito de las Ciencias Humanas y su trascendencia no solo curricular sino para con su entorno local, nacional y global, creemos que este empeño está sustentado en la democracia y la ciudadanía, a partir de las cuales se busca formar sujetos autónomos y críticos, que puedan participar en cada una de las instituciones de la sociedad civil, partiendo de lo inmediato: familia y escuela, con capacidad de ejercer colectivamente o en asociaciones, el poder de control sobre la esfera del Estado y que pueda en su condición y formación, resolver pacíficamente los conflictos.

  • ¿Cómo abordar desde la escuela, la construcción y la comprensión de los nuevos códigos culturales para la formación de un ciudadano en el ámbito de lo público?

Pretendemos con esta aproximación que el estudiante y la comunidad en general descubran las ventajas de un currículo alternativo en formación ciudadana, donde las Ciencias Sociales y la Filosofía se constituyan en  herramientas claves para una emancipación. A partir de este enfoque se hace necesario:

  • Articular tanto la producción, apropiación, saberes y conocimientos con los procesos de la vida cotidiana. Es decir establecer lecturas de la realidad desde cada uno de los contextos cotidianos, lo anterior implica que la acción educativa no solo se encamina a que el sujeto formule un juicio crítico, sino que para ello  necesita el desarrollo de sus habilidades y posibilidades comunicativas que lo conectan no solo con la comunidad sino también  con la globalidad.
  • Desarrollar en la estructura curricular un diálogo de saberes desde el ámbito político y ético que implique su aprehensión cultural.

 

Como consecuencia de los postulados anteriores  el enfoque pedagógico se caracterizaría por:

  • Construir una pedagogía ciudadana que de cuenta de las relaciones e interacciones entre instituciones educativas y comunidad, a partir de principios democratizantes.
  • Una aprehensión  pedagógica ciudadana que pueda resolver mejor sus conflictos.
  • Orientar intencionalmente las relaciones de cooperación y solidaridad en el ámbito de lo público.
  • Una construcción pedagógica constantemente en renovación, que genere amplias redes de interacción con los diversos actores sociales, institucionales y comunidad en general.
  • El enfoque pedagógico es abierto para el pronunciamiento de los actores sociales, por tanto es una pedagogía deliberativa.
  • La pedagogía abierta se sustenta en la comprensión integral de la dignidad humana y no en la norma disciplinar monolítica de poder por parte de unos actores.
  • La pedagogía deliberativa se recrea en el consenso, el disenso, el escepticismo, etc. Por tanto no es de exclusividad de un cuerpo de conocimientos... 

La  dimensión  ciudadana   se constituye en una gran empresa de reconceptualizaciones.  El mismo concepto alcanza  desproporciones durante todo su recorrido histórico, sin embargo ello no es determinante para plantear otros quehaceres desde la dinámica: Ciudad, Ciudadanía y Democracia. Los evidentes cambios que está sufriendo la sociedad en cada una de sus instituciones, están haciendo posible el surgimiento categorial del  ciudadano y con este la sociedad civil. Componentes estos aun en construcción. Históricamente han variado a partir de su contenido y contexto geocultural; por lo que dichos constructos cada día adquieren una mayor complejidad desde la  relación inclusión-exclusión. Marshall (1998), nos recuerda sus tres dimensiones clásicas al hablar de los contenidos de ciudadanía y sus tipos de derecho: Civiles, políticos y sociales, destacando que dicha tríada tiene puntos en común, llámese igualdad de derechos, obligaciones, pertenencia a la comunidad política. Sin embargo las diversas concepciones de ciudadanía: liberal, libertaria, republicana etc-no corresponden a un proceso lineal en el tiempo, como tampoco a un norte como referente, de allí   que seamos partidarios de una ciudadanía en permanente construcción cultural, donde la escuela como institución clave de comunidad y sociedad también entren pedagógicamente a ganar un espacio en su construcción. Desde este supuesto se estructura teóricamente como institución educativa potencialmente transformadora para la esfera de lo público, es decir puede permitir hablar a la ciudadanía, máxime sí desde las IED la exclusión cuenta no como coapción sino como dimensión que desde abajo busca su reconocimiento a partir de la exigencia de sus derechos ante grupos  históricamente hegemónicos.
Las Ciencias Humanas, se constituyen en referentes didácticos y epistemológicos para lograr acercar a ese grupo humano al derecho de sus derechos, es decir, la reflexión del ser, de la comunidad, del movimiento social o grupo, debe tender a generar consecuencias significativas para el ejercicio democrático: Consensos, disensos, escepticismo etc. En este ámbito, el accionar de su política no queda en exclusividad de un recinto sagrado, sino que esta trasciende a su vida cotidiana, al otro y con los otros.

Dada la dinámica de las transformaciones inherentes en la trama social, aparece un fenómeno que para algunos no es nada nuevo, pero sí en un momento en donde cobra su real vigencia por romper con la dimensión tradicional  y natural de la democracia y la comunidad: La Globalización. De allí entonces,  las implicaciones para ese contrato por el poder político, su legitimación, su espacio, etc, es decir los fantasmas que trae los tiempos sobre la definición de ciudadanía, saltan a la aprehensión de nuevos actores sociales.


Al hablar de ciudadanía  es vital  entonces hablar de Democracia pueblo, espacio, limites, derechos, espacio público y privado; referentes de un contrato, de un tipo de ejercicio, de un modelo de Estado; cabría preguntarnos entonces si dicho constructo- globalización- refuerza o debilita la democracia; ante lo cual, diversas construcciones epistemológicas nos ofrecen un marco referencial de mucha complejidad: la ciudadanía como creación moderna, se asienta en los Estados-nación aparatos políticos, distintos de gobernantes y gobernados, con jurisdicción suprema sobre un área territorial demarcada, apoyados por la afirmación del monopolio sobre el poder coactivo; Y que disfrutan al menos de un mínimo de apoyo o lealtad de sus ciudadanos  Held (1995), desde este referente, ¿es incierto es Estado-nación?, Hay quienes sostienen  que no hay nada novedoso, por la sencilla razón de que siempre han existido superpotencias e igualmente una acción soberana limitada. Otra vertiente acepta la multiplicidad de los cambios y las consecuencias para con la democracia y el Estado. Robert A Dall(1989) nos habla del declive del Estado-nación como jurisdicción al igual que una profunda transformación de la democracia liberal.
La escuela y con esta la pedagogía, cobran sentido, por ello ciudad, ciudadanía y actores se fusionan como una nueva opción que desde la incertidumbre, la creatividad, la globalización y la región, se constituyen en referentes para desarticular prácticas clásicas de legitimación del poder. La ciudad se constituye así como  el espacio donde el tejido social trama un conjunto de interacciones que se complejizan desde los sentires y las razones. Es de anotar la dinámica que se deposita en el Municipio como instancia de relación entre fuerzas sociales y políticas para con su capacidad de gestión y decisión; es decir dentro del ámbito de la ciudad, el municipio se constituye en la esfera penetrada por la sociedad civil, es la institución  que está ligada más directamente a la vida cotidiana, es lo más cercano y abordado por el gobernado. Es el momento para la escuela Nacional, para la convergencia de actores e instituciones…
Algunas actividades que podrían ponerse en escena  en la configuración de ese ciudadano crítico serian:

Implementación y desarrollo  de una técnica  de expresión escrita por grado.

El propósito de esta consideración reside en cualificar al estudiantado  en la cultura de la sistematización  y la escritura con un rigor  estipulado tanto por la técnica como la dimensión psicológica y epistemológica. Su articulación al proyecto está en no caer en la especulación, en saber seleccionar  una fuente e información, en estar en condiciones de escuchar la diferencia, de la responsabilidad en la producción de un texto, etc. Observemos la dinámica que han adquirido los blog y la virtualidad para con este propósito.

Para esta línea de acción se requiere:

  • Capacitar al cuerpo de docentes  de todas las áreas.
  • Unificar criterios para evaluar la producción en la técnica
  • Sistematizar producción textual del alumnado.
  • Soporte técnico.

Desarrollar Análisis de Coyuntura:

Tertulias, Conversatorios, conferencias etc.  Su intención  es comprender la dinámica de la sociedad actual, sus disensos y consensos alrededor de un problema y las implicaciones de los mismos para los actores sociales de una comunidad. Las redes de comunicación interinstitucional brindarían un aporte valioso a esta pretensión.

Cátedra Transversal de FORO:

El programa Foro es un encuentro de reflexión en torno a la comunicación  y el conocimiento para la construcción de ideas claras, precisas, creativas y productivas que apoyen razones sólidas y que produzcan el efecto  en los interlocutores y conduzcan a la realización y el crecimiento personal y convivencial. El individuo en su acontecer diario requiere manejar diversas situaciones personales y obtener resultados específicos a través de la interacción con otros individuos.  Por lo anterior, no solo el dominio de la lengua y los conocimientos son necesarios para lograr ser un buen comunicador, también se requiere saber utilizar como verdaderos recursos los conocimientos y habilidades verbales y adaptarlos en diversas formas de expresión. Las Ciencias Humanas poseen sus códigos, lo cotidiano igualmente pero los saberes no son dispersos, se requiere de una clara lectura sin caer en procesos de alineación antes por el contrario  en tónica para un ciudadano en el ámbito de lo público, generar espacios para la controversia y el debate fundamentado, razonado y  no maniático  e improductivo. El  propósito inmediato es ampliar esta esfera  al resto de las modalidades con su intencionalidad epistemológica.

Activar el ÁGORA:

Este espacio Institucional  donde lo público e institucional se ventila entre sus actores, estableciendo de común acuerdo reglas de juego, cualquier miembro de la comunidad puede y está facultado para expresarse desde los códigos del teatro, la música, los mimos, títeres, pantomimas, actos cívico culturales, reflexiones y demás. Sin embargo es de anotar que es un espacio donde los miembros del gobierno escolar se pronuncian ante la comunidad educativa, estableciendo un diálogo directo con sus pares. Es un espacio donde se plantean  tanto inquietudes internas como necesidades de la misma comunidad. Igualmente es un espacio de reconocimiento en público de las virtudes  de un grupo humano, la exaltación por meritos, el cuestionamiento argumentado ante la solicitud de una necesidad, etc.

Reinaldo Rico Ballesteros.
Mg en educación SUE CARIBE.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  • Abagnnano, N. Diccionario de Filosofía  F. C. E. México
  • Botero, G. F. 1991 La ciudad colombiana. Medellín. Ediciones Autores antioqueños.
  • Burbano, P. Las paradojas de la globalización. Revista Colombia Ciencia y Tecnología.
  • Cardona, L. A. 1993 La Ciudadanía Mundial. Printer Colombiana Bogotá
  • Castells, M. 1999  La Sociedad en Red. Editorial Siglo XX México .
  • Constitución Política de Colombia 1991.
  • Dall, A. R. 1989 La democracia y sus críticos (Yale University Press)
  • Enciclopedia Universal Ilustrada. Espaza-Calpe S.A. Madrid 1912 tomo 13
  • Giraldo, F. 1998  Pensar la Ciudad TM editores
  • Gutiérrez, F.1998  La ciudad representada, Política y Conflicto TM. editores
  • Gómez Buendía, H.1998  Educación la agenda del siglo XXI TM
  • Habermas, J. 1996  La lógica de las ciencias sociales.  Editorial Tecnos, S. A
  • Held, D. 1995 Modelos de Democracia (México: Alianza Universidad)
  • Lamies, C. D. 1999 Formación Ciudadana en contextos adversos. Revista tema Socio Jurídico números 17 y 36, pag 141-163 Junio- Dic
  • Marshall, T. H. 1998 “Ciudadanía y clases sociales” (Madrid. Alianza. El libro universitario. Sociología, # 91)
  • Magendzo, A.. Currículo, educación  para la democracia en la modernidad. Piie
  • Malo, G. Madrid, Los derechos Humanos en Colombia.
  • Mockus, A . Una pedagogía para la paz. Editorial magisterio.
  • Pokrovsky y otros. Historia de las ideas políticas. Grijalbo. México
  • Prieto, F. 1996 Manual de historia de las teorías políticas
  • Rivero, Á.  Revista Anthropos –191- Ciudadanía y globalización.
  • Ritzer, G. 1993   Teoría Sociológica Contemporánea. McGraw Hill
  • Savater, F. 1997 El valor de Educar. Editorial Ariel S. A
  • Solarte, L. G. La Convivencia en Colombia más allá de las armas. Misión Rural volumen 7 TM  editores. Pág. 78,79, 80 y 81
  • Umaña L.,E. Los derechos Humanos  y Sociales en Colombia
Leer 5883 veces